Blogia
Dar es Salaam

Ficción

Instantáneas de los sitios V

17
Meteorito oceánico de la Boca do Inferno,
brilla a la vez en el árbol de la ciencia
y en la vera de mi pensar, aventurero
que fui, salmón que remonta la presa.

18
Pointer patirrojo, ¡quieto!
muéstrame el ala que huye
hacia el cierzo.

19
El trolebús dorado
que parte la verdad en dos,
enhebra la perspectiva
de aquel soldado que se hiela
cuando en el sitio nieva.

20
Joroba rosa que rumias,
suéltate el rubí que ciega
y aplana el cañón nabateo
entre la pétrea arena incandescente.

Instántaneas de los sitios IV

13
Camello, lánzate a volar por la estepa
de algodón y de melón, minarete
que otea al este y mira a la dacha,
oso que fuiste al congreso de Alma Ata.

14
Ruta de presidiario galés
que comienza en la bahía,
y vuelve eterna del coral.
Koala olímpico al aire.

15
La aurora boreal suena en la cabina
roja, la arena se encamina, ¿quién?
langosta atrapada por Mark Knopfler
en el vértigo de una cuesta con pinta.

16
Malta, fermenta el fuego
con grado, detén el amor
que destila una cierva
en el alambique del tiempo,
en la noche.

Instántaneas de los sitios III

9
Duquesa, el té de Ceylán,
abre la cortina de la noche
que encaje la vía del traqueteo
en mi pasado tardío con fieltro.

10
Ascendí a la cañada
y el azufre me abofeteó
como una coz de vinos
y dragos, donde la savia
pegajosa dejó ronca la sabina.

11
Envoltura negra con acebo,
de pálido mirar y manos que orientan
el napalm de música,
entre los rizos de un asiático sudeste.

12
Café de sombra vigilada
por el broker tirante,
que nunca serpenteó por los altos
de una esperanza que se tornó
aroma evangelista de un sólo sabor.

Instantáneas de los sitios

5
Gitanilla, toma un moreno
de la mano canastera
y empújale hasta la caseta
del palillo More partido.

6
Violín de hielo nórdico
que surca un fiordo
donde se pierde la sal
y se halla la almendra,
amarga.

7
Llama la niebla azul,
e irrumpe una tersa meseta
de retama, que barre
el regocijo de una mañana
llena de vicuñas luminosas.

8
El agua de la vida turba
la isla cereal en un bajel
que se disipó alegre,
por la rúa de La Valetta.

Instantáneas de los sitios

1
El tiempo detuvo la hoja
del hayedo otoñal,
el impulso cotidiano
la liberó del instante,
donde suspendida, crujió.

2
Sintió el agua resbalar por el canto,
vio el verdín brillar desde el lecho
cuando el sol oblicuo lo atravesó,
Sidharta se equivocó.

3
El polvo del camino la sinrazón guía,
presto cual kosovar herido.
¡Trapero, tópate con el tinanco
finito de tu sangre hervida!

4
La botella de ron,
son, mi guaracha,
el pirata tabacalero
que humedeció su austero
smoke del Maynflower.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres